Días de enero o el eterno retorno de la hueva desalmada

enero 13, 2009

Me siento como Serrat en esa canción en la que quería escribir una canción pero no se le ocurría nada… veo el techo, la ventana, a los compañeros, a mi gato, el Google y el Wikipedia,  y todo me parece taaan aburrido. Hace tan solo una semana que era el primer lunes del año y yo estaba con más energía que el conejo de Duracell y con hartos proyectos y propósitos. Pero hoy por hoy, estoy que me gana la hueva. Es el momento triste en el que te das cuenta que, en realidad, todo esta igual salvo porque tuviste algunos días de vacaciones y ahora se siente un poquito más el frío.

 

Estas son las consecuencias de vivir en un mundo “cristianocéntrico” y regirnos por el calendario gregoriano: tu “año nuevo” es a la mitad del invierno. La naturaleza está en huelga y no quiere que la joroben hasta la primavera (cuando de verdad es momento de renacimiento en las tradiciones paganas). El Año Nuevo Cristiano es para festejar la circuncisión de Cristo, por eso cae justo una semana después. Aunque siendo honestos, no creo que el pobrecito pudiera haberle festejado mucho recluido en un pesebre con olor a caca de vaca, y con algo que, sin anestesia de por medio, ha de doler un chingo. Además, los únicos que le llevaron regalos no llegaron sino hasta casi una semana después… Digo, a nosotros nos conviene que en ese tiempo no hubiera tan buenas comunicaciones y transportes porque así tenemos más semanas de pachanga… pero pues asi como que muy buena, muy buena, no ha de haber estado la fiesta. Por eso 2009 años después seguimos tratando de reivindicarla.

 

En fin, es tan absurdo querer reiniciar algo en medio del frío… En estos momentos no hay osos que estén brindado con la cuba en la mano y dándose el abrazo (obviamente, el abrazo del oso). NOOOOO!! Están in-ver-nan-do, o sea jetones, echados. Pero noooo… yo con mi espíritu de renovación, queriendo regresar al gimnasio que esta más caro que nunca (qué, ¿no se han dado cuenta que estamos en recesión?), haciendo una maldita dieta sin lácteos ni carbohidratos en plena época de Rosca de Reyes (se ve que piensan en todo: como no puedo tomar la leche para mi chocolate, también me prohíben la rosca) echándole ganas a mis relaciones amistosas, familiares y afectivas, parándome temprano para el trabajo, etc. Obviamente esa situación no iba a durar mucho, aunque lo peor fue que el “no mucho” fue ¡sólo fue una semana!

 

Bien dice mi hermano que lo peor es el síndrome febrero: te das cuenta que no cumpliste ninguno de tus propósitos y, además, tienes que pagar tus tarjetas de crédito con todo lo que gastaste. Todo esto con la agraviante de que ya se te acabaron los “bienes” que podías empeñar en el Monte. ¡Salud!

 

p.d. Saludos a los “fants” que se metieron a checar la página en vacaciones. Siento haberlos dejado leyendo lo mismo tantas veces (sólo si lo lees una vez es chistoso, después ya no), prometo no volver a hacerlo sino hasta las siguientes vacachos.

 

 

 

 

Una respuesta to “Días de enero o el eterno retorno de la hueva desalmada”

  1. Indrani said

    Ale, ale!!!!

    El frío, vaya que es un factor importante, PERO hay que superarlo, te lo dice alguien que no quiso ir a correr en noviembre porque 15 grados no era una buena temperatura. Ahora en dos semanas empiezo mi entrenamiento de medio maratón, a mitad del invierno y corriendo a campo traviesa. Vamos Ale que el espíritu dure más!!!! pon un bellísimo calentador en tu baño y aguareate con todas las lanas y telas polartec que encuentres. Ya después te contaré si salgo viva de esta experiencia canadien.

    Indrani

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: