Happy (almost) birthday to me…

marzo 11, 2009

Estoy a unos cuantos días de empezar el año 28 (o sea, de cumplir 27… yo también me tardé como 10 minutos en captarlo cuando me lo dijeron jajaja). La verdad, aunque digo que ya estoy vieja, no me siento así. Y pensándolo bien, creo que me mantiene joven no haber hecho muchas de las cosas que mi mamá o mi abuela ya habían hecho a mi edad, como haberse casado y parido hijos, aprender a coser dobladillos (yo todavía aplico la engrapadora), cocinar algo decente y hacerse cargo de una casa… no, not for me yet.

 

Sin embargo, como buena chica de los “dosmiles”, yo he ido y venido muchas veces por caminos que ellas ni siquiera pensaron en transitar a mi edad. He pasado más de la mitad de mi vida a dieta y con nutriólogos, conozco las distintas variedades de comida light (con splenda, con canderel, sweet and low, sin azúcar, 0 calorías, 0% grasa, etc y solamente conozco a UN fenilcetonúrico a quien no he podido recomendárselas), cómo tomarse la Sibutramina, la LCarnitina, fibra de nopal, fibra de aserrín[1], los diuréticos y tes adelgazantes. He probado casi todas las rutinas en el gimnasio (desde los noventerísimos aeróbics, step, Kick Boxing, Tae Bo, body pump, zumba, Pilates y yoga…), la endermologie, la lipoescultura ultrasónica, masajes reductivos y todos los aparatos y cremas de CV directo. Todo esto acompañada de botas altas, pumps y stilettos, bolsas de Carolina Herrera, Coccinelle y Purificación García que cada vez me duele más que vayan a pasar de moda.

 

Puedo contar entre mis anécdotas que, como buena mujer del siglo XXI, ya me zambullí completa en una depresión mayor de tipo endógeno. Gracias a eso, y a varios años de terapia, puedo identificar de lejos quién tiene TOC[2], quién es bipolar, personalidad border, etc. He tenido las más edificantes pláticas postmodernas discutiendo sobre qué terapia siguen mis amigos y cuales son los medicamentos que se toman… además de que, aunado a los tratamientos psiquiátricos, puedo recitar las sustancias activas de por lo menos 10 medicamentos y cuánto cuestan en su versión genérica intercambiable.

 

He estado más años sentada en un pupitre estudiando que haciendo cualquier otra cosa. No acabo de terminar una cosa y ya estoy viendo que más voy a estudiar. Me he cambiado 7 veces de trabajo y tan solo 4 de novio. Creo que la estabilidad no es muy lo mío, pero hasta en ese punto no soy muy estable. Sigo pensando que yo soy como uno de los amorosos de Sabines: “siempre me estoy yendo, siempre hacia alguna parte”…

 

¿Estoy mejor que ellas? ¿Peor? No se, no podría decir. Solo sé que antes buscaban la felicidad en otras personas (el marido y los hijos) y no la hallaban. Ahora la buscamos dentro, pero es tan chiquitita que se nos pierde en la inmensidad de las entrañas, de los deberías, de los ojalas, de las luchas sin sentido y de los “ahhh est@ pinche pendej@ me caga”… Al final, la búsqueda de uno mismo es eterna. Es quitarle las capas a una cebolla para encontrar que, debajo de la última, sólo está un vacío… encontrar la felicidad es no tenerle miedo a ese vacío.

[1] No, ya se que esto no existe, pero sigo insistiendo que el All Bran se ve, se siente y sabe como aserrín.

[2] Trastorno Obsesivo Compulsivo.


Una respuesta to “Happy (almost) birthday to me…”

  1. Rodrigo said

    Yo te enseño a hacer bastillas con todo y valenciana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: