Woman…

octubre 18, 2009

Tal vez haya quien piensa que no tengo autoridad para hablar de esto, “ni la conociste”, pensarán.  Sin embargo, ella era amiga de buenos amigos míos y más que nada, era parte de esta consciencia colectiva de la que todos somos parte.

Es curioso ver como las cosas siguen encajando perfectamente en este plan maestro, y como una te lleva a la otra. Tristemente, la historia de Ali es una chingadera, pero ha tenido el timing exacto y quisiera que, al menos, sirviera para algo.

Tenía 24 años y su novio la mató. El amor no mata, pero eso no era amor. ¿Por qué seguimos creyendo las mujeres que merecemos eso? Dentro de nosotras, algo, la “princesa de cuentos de hadas”, la esquizofrénica que quiere tener un esposo amoroso, cuatro hijitos y dos perros pero al mismo tiempo ser la súper-ejecutiva-poderosísima, la niña que no quiere crecer… todas, todas creemos que ellos tienen el poder de hacernos sentir miserables solo porque son ellos, porque sin ellos no valemos nada.

Y todas van a decir que no, ¿cómo crees? Soy una mujer independiente, exitosa, no necesito un hombre. Si claro, nos volvemos hiperindependientes, tanto que nos olvidamos de las otras y que se rasquen con sus uñas. Al final, nos encontramos más solas que nunca y recurrimos al poder de nuestro “atractivo” para conseguir que un hombre nos acompañe.  Al final, todo regresa a la competencia con las demás… “se lo gané a otra”. Muchas veces lo ganas sí, pero te ganas el tigre en la rifa y ni siquiera te das cuenta. Estás tan feliz con tu nueva adquisición que te olvidas de lo que eres. Vives, despiertas, respiras por tu “nueva ilusión”… porque en el fondo solo esperas que ese sí sea el bueno.

Olvidamos que el hombre perfecto es una ilusión que nosotras creamos, no existe… si es hombre es ser humano y tiene defectos. Y tiene un framework cultural que lo hace temer el poder que tienes como mujer…  El poder de una mujer no está en su atractivo, no está en su sexualidad, y nosotras estúpidamente seguimos perpetuando ese poder que tienen los hombres sobre nosotras al “cosificarnos”.  Somos la encarnación de Dios en la tierra, somos fuertes, inteligentes, intuitivas y capaces de crear… eso nos hace más bellas que cualquier cuerpo perfecto o rostro estirado y “eternamente jóven”.

Aquí es donde encaja el resto de la historia. El 15 de septiembre de 2009 fui a la ONU, a la presentación de Half the Sky, libro inspirador sobre la trata de mujeres, la discriminación , la prostitución y la pobreza de género. Es un libro de historias tristes y fuertes, pero todas inspiradoras, pues al final las mujeres salen adelante . Es escalofriante por lo que pasan algunas, muchas veces a causa de otras mujeres.

Junto a mi, casualmente, se sentó una señora de turbante blanco y ojos muy azules. No pelé mucho porque, this is New York man… todo mundo tiene el “derecho” de vestirse tan extravagante como quiera. Intercambiamos unas cuantas opiniones.. y hasta ahí.

El domingo pasado, checando qué podía hacer entre a la página de Spiritvoyage,  vi que iba a estar dando un concierto gratis Satkirin Kaur.  Resultó que el “concierto” en realidad fue un Guruwarda, o el ritual Sikh similar a las misas católicas (pero bueno, postearé sobre esta experiencia más adelante). La que lo condujo fue Satkirin y otras dos chavas más. Me quedé con ganas de escuchar ese día la canción de Blessings of a Woman que tanto me gusta de ella y que me recuerda todos los días que hay que agradecer a Dios por ser quien eres.

Satkirin se me acercó, me dijo que le parecía conocida. Yo jamás capté que pudiera haberla conocido antes ¿tal vez del Tantra? ¿de algún otro evento yogi? No, era la señora que se sentó junto a mí en esa conferencia. Me dijo,” I am so glad to meet you and that you keep bumping into my way”🙂

PA170009Ayer volví a verla y, esta vez, sí canto Blessings… No pude dejar de pensar en Ali. Las meditaciones muchas veces tienen efectos raros en uno, pero este era muy claro. Empecé a llorar, cerré mis ojos y le mandé luz. Ojala que esto nos sirva para unirnos, crear comunidad y apoyarnos entre nosotras. Nos necesitamos unas a las otras, no podemos romper el techo de cristal estando solas. Ser independiente es bueno, pero ser parte de una comunidad viva y vibrante de mujeres poderosas lo es más.

Nunca sabremos si Ali tuvo avisos antes de qué le sucedería, qué clase de tipo era con el que andaba, si alguna vez pidió ayuda.  Me hubiera gustado estar ahí para decirle, aquí estoy para ayudarte… para decirle “You are bountiful, you’re blissful, you’re beautiful, you are”.

http://www.satkirin.com/

Una respuesta to “Woman…”

  1. Reyna said

    “Me hubiera gustado estar ahí para decirle, aquí estoy para ayudarte…”

    Esto que escribes es muy cierto, yo puedo presumir de haberlo escuchado de viva voz. Nunca me cansaré de agradecerle a la vida el haberte encontrado en mi camino.

    Mil gracias!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: