Propósitos de año nuevo a mediados de febrero

febrero 10, 2010

Aunque los propósitos de año nuevo no se cumplen, nunca es tarde para intentarlos. Así que, después de escuchar varios comentarios poco halagadores de mi cuerpecito de gallina (que pasó de estar “sabrosón” a estar medio sobrado de carnes) decidí que era bueno regresar al buen camino.

Para empezar, nunca es fácil vivir en Estados Unidos porque la gente, por muy vegan y health-conscious que sea en Nueva York, sigue tragando como cerdo. Y a mi comer me encanta. La verdad todo se mantuvo relativamente bien hasta que decidí echar la weba-yor… o sea, no cocinar y comer en el diner (claro, con todas las papas fritas que esto implica) y no ir al yoga. Así pues, cuando en diciembre fui de regreso a México, la azafata de Aeroméxico me pregunta “está esperando bebé?”… Yo cargada con maleta, laptop, mochila, bolsa y compritas del duty free pensé por un momento (tal vez dos) decirle “si tengo dos meses”  a ver si me ayudaba. Pero no, nada más atiné a decirle “no, nada más estoy gorda” y quemarme con cualquier prospecto que pudiera haber en primera clase mientras caminaba dignamente hacia gayola.

En fin, por eso ya estoy yendo al gimnasio, nada más para pasar puras vergüenzas. Primero, por traer mi camiseta de los Texas Longhorns y no saber un pito de americano. Yo tratando de verme bien cool en la caminadora y que llega un hottie dizque a hacerme plática diciéndome “noo es que el último cuarto fue bien cardiaco cuando bla bla bla” y yo decirle…”mmmm no lo vi” con mi sonrisa culposa en la cara (¿y por qué culposa? Quien sabe, si nada me obliga a que me guste semejante deporte). Chale, después de eso caí de la gracia de los instructores por ser el anticristo del deporte en el santuario del deporteismo (jajajaja).

Pero eso si, el peoooor fue que ahora que muy amablemente llego un “personal trainer” a quererme vender sus servicios en promoción a solamente 950 dls por 10 sesiones de una hora. Y para convencerme de lo mucho que lo necesito me midió la grasa corporal con un aparatito que me escupió un porcentaje altísimo,  y todavía me dice…. uuyyyy pues estás a nada de la obesidad… Mta, gracias por el cumplido eh ahora si me siento bieeeen motivada. Estoy empezando a pensar en usar mi beca en esto: 950 para el entrenador y 50 para comidas en un mes, y si así no bajo ¡ya no baje nunca!

En fin, como es obvio, al final no habrá nada de entrenador. No podré sentirme Madonna de petatiux.

Una respuesta to “Propósitos de año nuevo a mediados de febrero”

  1. Juan José said

    Hola, Alejandra, que onda con esa pancita, eh? Fijate que hoy me dijo un compañeron en la oficina: “Te ves muy delgado, como enfermo”, y yo dije: “Estaré adelganzando?” y entonces me fuí a pesar y efectivamente bajé casi 6 klilos en dos meses, bueno, no es mucho, pero es algo y la verdad si se me nota. Todo lo anteriosr para decirte que no te preocupes, ni se necesita hacer dieta, simplemente come a tus horas y no demasiado, el ejercicio es bueno sobre todo porque con el tiempo vamos perdiendo elasticidad y muchas otras cosas. Te invito a que visites mi blog, me atrevía a brir un espacio, ni se para qué, pero lo hice, ojala te des tiempo de leerlo. Saludos. El sitio es : http://www.con-mis-propias-manos.blogspot.com y si te gusta pues recomiendalo, jajaja, saludos de nuevo. bye

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: